MÓNICA NEGRI | PSICÓLOGA – PSICOANALISTA
"El análisis es un tratamiento de la inseguridad para transformarla en confianza"
El cuerpo.

No se nace con un cuerpo

“El hombre habita el lenguaje”

A lo largo de toda su enseñanza Lacan sostuvo que “no se nace con un cuerpo”. El cuerpo es el resultado de la puesta en relación con una alteridad a la que Lacan le confiere anterioridad lógica: el lenguaje.

La imagen de nuestro cuerpo está hecha de palabras, aquellas palabras que el Otro profiere ofreciendo al sujeto una imagen amable y significantes a los cuales identificarse. El lenguaje tiene así un papel fundamental en la construcción y percepción del cuerpo, es más, de hecho, el sujeto sabe que tiene un cuerpo e incluso unos órganos determinados, por efecto del significante.

“El cuerpo de los hablantes está sujete a dividirse de sus órganos, lo bastante para tener que encontrarles función” El atolondradicho, Jacques Lacán

¿Qué quiere decir con esta afirmación? Que el lenguaje aísla los órganos y les atribuye funciones, puesto que es, por poder hablar de ellos que estos adquieren representación para el sujeto y, al mismo tiempo son afectados por esos dichos.

Es decir, esta constancia de la relación cuerpo-lenguaje en la enseñanza de Lacan permite afirmar que su teoría se despliega no sin el cuerpo, y, por ende, tal relación sustenta también otras conceptualizaciones.

Como resultado, el lenguaje no sólo hace del cuerpo lo que es, lo cual implica decir que el cuerpo sólo es tal en relación con el lenguaje sino también lo que nos permite identificarlo como “nuestro cuerpo“, como señala Lacan “al punto de que él no sería aquí, a falta de poder hablar de este”. Es por el lenguaje, por nuestros dichos que atribuimos el cuerpo a un sujeto.”

Referencias bibliográficas

Gonzalez, Cecilia, Usos y estatutos del cuerpo: Lacán y el pensamiento Contemporáneo. Tesis Doctoral, Licenciada en Psicología, Departamento de Filosofía, Universidad Autónoma de Barcelona, 2013.