EL CUERPO y LA CORPORALIDAD

El cuerpo y la corporalidad algunas reflexiones

Entre los pensadores que más directamente asumen el trabajo sobre el cuerpo y la corporalidad tenemos a Merleau–Ponty, Emmanuel Mounier y Michel Foucault desde los siguientes presupuestos:

  • Conciben el cuerpo como límite, señalan que hay en el cuerpo un acercamiento a la fragilidad, al sometimiento de las fuerzas que ordenan en lo físico y lo biológico.
  • A su vez, esa conciencia del límite permite acercarnos a una nueva comprensión del mundo que otros han entendido por nosotros y que nosotros mismos en este momento nos hemos permitido entender.

Sus reflexionan sobre el cuerpo están ligadas al tiempo y al espacio, y este reconocimiento permite la posibilidad de autocomprensión y la comprensión de lo que nos rodea:

“Merleau–Ponty, desde el análisis de la percepción, y Foucault, desde la reflexión del cuidado de sí mismo, intentan una nueva lectura del ser humano como ser corpóreo que se trasciende en el tiempo y el espacio”.

Analizan el cuerpo como principio de no–instrumentalidad: a través del propio cuerpo tenemos, hasta cierto punto dominio sobre las fuerzas de la naturaleza. Posee actividad y dinámica:

No es instrumento porque el instrumento se refiere a algo que está fuera de mi alcance y es susceptible de “manipular”; éste no es el caso del cuerpo. Por el contrario, a partir de él se genera el conocimiento del mundo”.

Evocan al cuerpo como lenguaje,  pues a través del lenguaje participamos activa y solidariamente en la transformación del entorno, siendo que por medio de la palabra nos orientamos hacia la co–construcción del mundo que nos rodea.

Las diversas partes del cuerpo participan de forma diversa en la construcción del lenguaje, pues en el fondo del lenguaje no hace sino desarrollar y especificar el lenguaje fundamental que es el propio cuerpo.

El cuerpo como presencia: en las relaciones con los demás, el cuerpo está presente, es presencia del ser mismo. Todo cuerpo en cuanto presencia está referido a los demás y a su vez se auto contiene a sí mismo:

En cierta forma está unido a los demás y a la vez se diferencia de los demás: percibimos “un cuerpo” diferente a “otro cuerpo”, aunque ambos pertenecen al género humano”.

En la actualidad, Jean Luc Nancy (2001), profesor de filosofía de la Universidad de Estrasburgo, en su obra Corpus, publicada en Francia en 1992, desarrolla su filosofía del cuerpo.

Algunos consideran que Nancy desarrolla una nueva ontología, en este caso una ontología del cuerpo:

Su tesis de que no tenemos un cuerpo, sino que, más bien, lo somos como exterioridad y exposición infinita, como cuerpo volcado hacia fuera, se asemeja a los planteamientos de Merleau–Ponty”.

Bibliografía citada y/o consultada

Gómez Arévalo, José Arlés, & Sastre Cifuentes, Asseneth (2008). En torno al concepto de cuerpo desde algunos pensadores occidentales. Hallazgos, (9),119-131.[fecha de Consulta 6 de Enero de 2021]. ISSN: 1794-3841. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=4138/413835170007

Imagen:Tomas Rucker http://www.tomasrucker.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button