Tiempo: futuro anterior en el modelo teórico de Lacan

Tiempo: futuro anterior en el modelo teórico de Lacan

La reconfiguración del tiempo

En la construcción del sujeto se concentran diferentes momentos, recuerdos o personas que el paciente de inicio presenta como eventos aislados y, sobre todo, ocurridos realmente en su pasado. No obstante, en la medida en que estos eventos son transformados en hechos de discurso por efecto del decir del Otro [1], no solo cobran una luz diferente (no se trata solo de resignificar el pasado), sino que la persona puede constatar que quizá, tal y como ella los consideraba, nunca ocurrieron.

De lo lineal a lo circular: tiempo reversivo

El tiempo para Lacan pierde así su dimensión cronológica y lineal (la famosa flecha que avanza desde el pasado hacia el futuro) tornándose un tiempo reversivo o circular: en él es posible la anterioridad lógica del futuro, es decir, que acontecimientos cronológicamente posteriores puedan —por extraño que parezca a nuestro sentido común— cambiar el pasado.

Así, una persona puede comprobar durante su tratamiento que aquellas certezas que sostenían “la verdad” de su vida corresponden a una ilusión narrativa.

El gran Otro en la construcción temporal del sujeto

Es importante destacar que la teoría de Lacan y sus ideas sobre el tiempo están interconectadas con otros conceptos fundamentales de su obra, como el lenguaje, la estructura del sujeto y la función del gran Otro.

El tiempo será considerado por Lacan como reversivo, lo que implica:

  1. un tiempo circular,
  2. la pérdida del presente y
  3. la anterioridad lógica del futuro respecto del pasado.

“El tiempo así concebido será designado por Lacan como “futuro anterior”, o lo que preferimos nosotros llamar “futuro pasado sin presente”. (Eidelsztein, 2023)

“En el transcurso de un psicoanálisis fundamentalmente se van instituyendo distintos pasados, no sólo se resignifican sucesos históricos del pasado, sino que se los crea. En la teoría de Lacan, mediante los conceptos de significante y de sujeto, se postula que lo primero es el orden significante y el Otro, que habilitan la existencia de los fenómenos, que serán sólo significantes; perdiéndose así la dimensión del referente real; todo esto en un tiempo distinto al lineal del sentido común” (Eidelsztein, 2023).

Après-coup y la retroactividad

Para Lacan, el tiempo está estructuralmente ligado al concepto del “después” (après-coup), para referirse al fenómeno en el cual un significante adquiere su significado retroactivamente a través de eventos posteriores. En el Seminario 11 establece que “el fundamento del tiempo es la posibilidad misma de la nachträglichkeit, del efecto retardado”.

En el ámbito psicoanalítico, “après-coup” destaca cómo la interpretación retrospectiva puede influir en la formación de síntomas y en la comprensión de la historia de un sujeto durante el proceso analítico. Es decir, la significación de un acontecimiento puede no ser completamente evidente en el momento en que sucede, sino que puede revelarse o adquirir significado en un momento posterior, a menudo en el proceso de análisis.

Es decir, “après-coup” destaca cómo la interpretación retrospectiva puede influir en la formación de síntomas y en la comprensión de la historia de un sujeto.

Esto apunta a que el tiempo es subjetivo, no lineal. En el Seminario 20, Lacan habla del “tiempo lógico” constituido en un “instante de ver”, de comprensión súbita. Pero ese instante se estructura entre un “tiempo para comprender” y un “tiempo comprendido”.

Para Lacan el presente es por tanto evanescente. En Televisión afirma que “el tiempo se caracteriza por no poder captarse en el presente, sino únicamente (…) en el futuro anterior y en el pasado ulterior”. El ahora se escabulle.

La temporalidad está así marcada por la falta y la ausencia que genera el deseo. Solo se percibe la brecha entre un objeto siempre perdido y su búsqueda incansable, condensadas en el objeto a como plus de goce. En síntesis, el tiempo lacaniano es un “tiempo lógico” definido por nachträglichkeit, la falta y el deseo.

Influencias heideggerianas en la temporalidad de Lacan

“Puede decirse en lenguaje heideggeriano que una y otra constituyen al sujeto como gewesend, es decir como siendo el que así ha sido. Pero en la unidad interna de esta temporalización, el siendo [étant: ente] señala la convergencia de los habiendo sido. Es decir que de suponer otros encuentros desde uno cualquiera de esos momentos que han sido, habría nacido de ello otro ente que lo haría haber sido de manera totalmente diferente”.[2]

Esta frase que Lacan expresa utiliza conceptos de la filosofía de M. Heidegger  [3] sobre la constitución del ser humano y su existencia en el tiempo “dasein”. Según Heidegger, el Dasein se constituye en su «estar-siendo» (ser-ahí, existir) a partir de su pasado y proyección futura.

Específicamente, la frase señala que el sujeto se constituye como “gewesend”, es decir, como “habiendo sido” de una cierta manera a partir de encuentros/experiencias pasadas. Estos momentos pasados, estos habiendo sido convergen para constituir el presente del sujeto: el siendo (ente).

Es decir, los acontecimientos y experiencias pasadas (“habiendo sido”) constituyen o conforman al sujeto tal como es en el presente: en el sujeto “siendo” converge en él todos esos “habiendo sido”.

Temporalidad: “ya sido”

La historia personal del sujeto, su “ya sido”, sólo puede ser elaborada en el proceso psicoanalítico de forma retroactiva ¿Por qué retroactiva?

Esto se debe a que el sujeto ha recorrido con su palabra y ha ido recreando en el trayecto los momentos constitutivos, por lo que puede reconocer en ella lo no percibido hasta entonces (Lacan, 1966). Por la deriva de la asociación libre se abre un tiempo abierto a los tropiezos, a lo que no encontró otra palabra que la que se dice en la repetición actuada de lo sintomático. “Y es en esa deriva en la que el sujeto deviene otro. Realmente otro en lo que se refiere a su economía psíquica”.[4]

Lo “ya sido” no es sólo el resultado de un acontecer para todo sujeto de un simple devenir temporal, es decir, no es algo dado a la percepción en el transcurrir del tiempo. La historicidad, el paso a la memoria histórica del individuo de lo que le sucedió y tomó nota, no es algo que pasa delante de cualquiera así nomás.

¿Cómo se producen los “ya sido”?

Para que se produzcan los “ya sido” como historia conclusa, terminada, es necesario haber recorrido primero aquello que Freud signaba en los sueños como “lo que está por ser”.[5] Que la palabra circule ese camino del ser que aún no es, sino deseo, hasta lo “ya sido”, es condición de encaje de la verdad histórica para el sujeto; se muestre este núcleo del ser (Kern des Wessen) mediante el rodeo por “la realidad”, o en el registro de la repetición (Wiederholungszwang) del deseo, tan manifiesto en el síntoma (Freud, 1914).

La repetición no es instante metafísico de un eterno retorno, encrucijada del tiempo como constituyente del ser, sino hacer lo mismo, eso que siempre ha estado ahí, dada a la lectura del psicoanalista que lee junto al analizante el relato.

La potencia creadora

Si el lenguaje posee potencia creadora es porque se ubica en el lugar de aquello que se actuaba en los entresijos de la repetición, lo mismo, lo que siempre ha estado ahí.

“Ahí, en el acto de la interpretación es donde viene a cobrar su nuevo valor como creación” [6].

Así en la convergencia de los habiendo sido y el siendo, no como destino final de lo que fue y está siendo hoy, sino que en la modificación del siendo los habiendo sido se modifican, cambia lo que ha sido. Y ahí se produce los ya sido. (Lacan, 1966)


Arroyo Guillamón, Rafael. (2020). Jacques Lacan y la práctica pública en salud mental. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 40(137), 57-71. Epub 28 de diciembre de 2020.https://dx.doi.org/10.4321/s0211-57352020000100004

Eidelsztein, Alfredo, El origen del sujeto en psicoanálisis, Del Big Bang del lenguaje y el discurso en la causación del sujeto, Revista el rey esta desnudo, Año 4 – Nº 5 en: https://elreyestadesnudo.com.ar/wp-content/uploads/2023/06/El-Rey-esta-desnudo-No-5.pdf

[1] Bonoris B. La invención lacaniana del concepto de goce. Revista Affectio Societatis (Medellín, Colombia) 2016; 13(25): 119-144.

[2] Lacan, Jacques. Escritos, Función y Campo de la palabra y el lenguaje en psicoanálisis Vol. I, Siglo XXI, Madrid 1984, 12ª ed., p. 248

[3] Heidegger, Martin. Ser y Tiempo. Ediciones Destino, 2019

[4] https://www.acheronta.org/acheronta18/hinojosa.htm

[5] Freud, Sigmund. La interpretación de los sueños. Amorrortu Editores, 2004.

[6] https://encyclopaedia.herdereditorial.com/wiki/Recurso:Lacan:_la_anamnesis_y_el_inconsciente

Imagen: Artista fotográfico Erik Johansson, Creating Surreal Photo-Manipulations That Distort Outdoor Spaces